¿Cómo delegar sin perder el control?

 ¿Te has preguntado cómo delegar sin perder el control?

En lugar de una pérdida de poder una delegación bien realizada debe considerarse como un enriquecimiento mutuo.

Como asistente virtual de Octhopus he notado que delegar puede causar temor: temor a perder el control, temor a que el trabajo este mal ejecutado,  temor a que el trabajo no se haga como tu lo habrías hecho, temor a que resulte mejor que si tu lo hubieras hecho….en fin, es por eso que algunos se niegan a compartir cualquier responsabilidad.

Pero este tipo de razonamiento es falso. Delegar te puede dar más tiempo para concentrarte en tus tareas más importantes, como puede ser el aprovechar y convertir más clientes.

DELEGAR no es cuestión de improvisación, se requiere preparación y acompañamiento.

Tres consejos para delegar y no perder el control…

  • Identifica las tareas que puedes confiar a los demás y determina las que vas a mantener para ti, ya que existen ciertas responsabilidades que no son transferibles. Cosas que no deberías hacer tú, es mejor delegarlas.
  • No delegues demasiado rápido.  Puedes empezar a delegar tareas de menor importancia y en base al resultado poco a poco ir delegando más.
  • Describe en detalle las actividades que requieres. Haz preguntas y asegúrate de que entendieron bien los objetivos y resultados que esperas. También especifica el tiempo y todo lo que creas necesario para obtener el mejor trabajo.

Delegar tiene muchas ventajas y aunque no es fácil recuerda que la practica es lo que te hace cada vez mejor. ¡Poco a poco delega todo lo que no te guste y pronto verás resultados increíbles!

¡En 2 horas termina el trabajo de todo el día!

Portada_libro_nuevo
Odiamos el spam. Tus datos están protegidos dentro de nuestro aviso de privacidad. Powered by ConvertKit