No temas, ¡véndete!

“Si tú no dices quién eres, los demás dirán lo que no eres”.

Ramón Freixa

En el entorno laboral actual, reinventarse en forma de marca personal nos proporciona una clara ventaja competitiva, hace una década Tom Peters lo visualizaba en un artículo publicado en la revista especializada Fast Company, fue ahí que acuñó el término: Personal Branding.

La marca personal es mucho más que elaborar tarjetas de presentación o diseñar un logotipo, en realidad se trata de aplicar los métodos del marketing en personas. Esto puede parecer el colmo de la cosificación de los profesionales. Nada más equivocado. Según los defensores de la marca personal, ésta no consiste en tratar a las personas como cosas sino, al contrario, pretende reivindicar la relación tú a tú. De acuerdo con Andrés Pérez Ortega, autor del libro Marca Personal:

“En un contexto donde todos los productos son parecidos, se acaba volviendo a la gente. Es importante que las empresas se den cuenta de que un profesional con marca ofrece más valor que uno commodity”.

Esto resulta de particular importancia en un país como México, en donde cada vez existen más profesionales con posgrado, bilingües y hasta trilingües, por lo que resulta necesario buscar la diferenciación que te permita obtener mejores empleos y/o conseguir más clientes, así que no temas y lánzate a desarrollar tu marca personal.

Pérez Ortega es uno de los más destacados expertos iberoamericanos en el tema de la creación, desarrollo y mantenimiento de marcas personales. A él escuche comentar que:

El objetivo de una marca personal es convertirte en el profesional con el que todo el mundo quiere trabajar”, esta afirmación me parece la mejor descripción de este tema.

Para desarrollar tu marca personal, recuerda que la coherencia es uno de los aspectos fundamentales. Si quieres contar con una buena reputación, tendrás que ser capaz de generar confianza en tu entorno.

En palabras de Pérez Ortega, “a las personas no nos gustan las sorpresas y uno compra lo que le transmite seguridad, por esa razón en la construcción de una marca es importante ser coherente y consistente”.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la claridad sobre tus habilidades y competencias, así como la estrategia con la que buscas posicionarte:

Si no tienes claro lo que ofreces, por muy arreglado que vayas no va a servirte de mucho. Igual que si eres un profesional muy competente, pero no sabes cómo hacerte visible”, aclara Pérez Ortega.

El libro Marca Personal señala que una marca personal debe contener un equilibrio entre tres variables: relevancia, confianza y notoriedad. El resultado de una dosis excesiva de cualquiera de ellas desbalancea la ecuación y puede resultar contraproducente.

Para profundizar sobre la Marca Personal y el Personal Branding, te invito a que veas esta conferencia La revolución del branding personal, que Andrés Pérez Ortega ofreció en la Escuela de Organización Industrial (Alicante, España), una sesión de casi tres horas en la que aclarará, de forma muy amena, tus dudas sobre el tema.

También puedes leer sus libros:

Marca Personal: como convertirse en la opción preferente (2009);

Expertología: La ciencia de convertirse en un profesional de referencia (2011);

Te van a oír: Construye tu plataforma personal para darte a conocer (2013); y

Marca personal para dummies (2014)

Con este material, seguro que pierdes el miedo a venderte como un profesional de referencia.

haciendo el codigo

¡En 2 horas termina el trabajo de todo el día!

Portada_libro_nuevo
Odiamos el spam. Tus datos están protegidos dentro de nuestro aviso de privacidad. Powered by ConvertKit