El efecto Zeigarnik, estar abrumado por pendientes

¿Te ha sucedido que a lo largo del día estás preocupado por aquellas actividades que tienes que hacer y no has hecho? A esto se le llama el efecto Zeigarnik.

Esto puede ocasionar más estrés de lo deseable ya que estamos pensando en todas aquellas actividades que no hemos terminado (y que tal vez ni siquiera hemos comenzado) y afectar nuestra productividad. Sin embargo, hay maneras de controlar el efecto negativo que puede tener esta tendencia. Te sugerimos considerar 3 maneras de contrarrestarlo:

  1. Haz una lista de las actividades que debes realizar por día y pon una paloma o táchalas cuando las termines. Te sentirás muy bien al ver varias actividades terminadas y recordarte tus logros al final de cierto período.
  2. Termina todo lo que empieces y procura no empezar algo nuevo hasta terminar lo anterior.
  3. Date un pequeño premio cuando termines tu lista diaria. Por ejemplo, lee algo que te guste, ve un programa en la tele, come un postre rico, etc. Procura terminar todos tus pendientes por día para darte un pequeño premio. Acumular tareas sólo te traerá más estrés.

Todos los días tenemos muchas tareas por realizar. Asígnate metas diarias, termínalas y date un pequeño premio cuando las termines.

¡Enfócate en lo verdaderamente importante y no acumules tareas que te ocasionen más estrés del necesario!

 

¡En 2 horas termina el trabajo de todo el día!

Portada_libro_nuevo
Odiamos el spam. Tus datos están protegidos dentro de nuestro aviso de privacidad. Powered by ConvertKit